anar a nevagció

Hui a la nit, el Tractat d’Almisrà 25 August 2009

Publicat per vicent a: General , afegeix un comentari

tractat-dalmisra-25_08_2009-petit.jpgEl Camp de Mirra, des de fa 33 anys, no falta a la cita amb la història. Està nit, a partir de les 8, un elenc de quasi 40 actors i actrius, més de 20 tècnics i altres tants entre músics, ballarins i ballarines faran possible el Tractat d’Almisrà. El Tractat és una obra de teatre en què participen molts del veïns i veïnes del petit municipi de l’Alcoià i que compta amb la col•laboració d’altres de poblacions properes.
En esta representació bilingüe —valencià i castellà— s’explica de manera didàctica, no exempta de tensió dramàtica, els antecedents, les negociacions, les dificultats i l’acord final a què arribaren el 1244 Jaume I el Conqueridor —Comte de Barcelona i Rei d’Aragó i València— i Alfons X el Savi —Infant, en aquells moments, i futur Rei de Castella— per establir la frontera entre els antics regnes de València i Castella. Acord que es firmà en aquell poble pròxim a Villena, conegut en l’època com Almisrà i hui com el Camp de Mirra.
És una bona ocasió per apropar-nos a la nostra història, per admirar el bon treball artístic de què són capaç en un poblet de poc més de quatre-cents habitants, de veure i sentir com enmig de la tòpica brutal Edat Mitjana, a voltes, els líders —reis, comtes, bisbes, cavallers, guerrers…— eren capaços de dialogar i arribar a acords; de vore com la llengua —les llengües— no eren un obstacle per a entendre’s; d’experimentar per unes hores, en un marc perfectament ambientat i acollidor, un viatge pel temps que ens reaferma en la nostra identitat.
El text, escrit per Salvador Doménech i revisat i ampliat per Maria Conca i Josep Guia, de la Universitat de València, fa, des de la seua senzillesa i precisió, perfectament entenedora tota la trama argumental. La cuidada posada en escena, el so, la il•luminació, el vestuari, l’ambientació musical i la dansa en directe —a carrèc d “El Terròs” de Petrer, “Sagueta Nova” de Biar i “Campaners” d’Ontinyent—, així com l’absoluta implicació dels actors i actrius són arguments potentíssims i sòlids per acudir al Camp de Mirra esta nit d’agost de les seues festes patronals.

tractat_2008.jpg
Ja sabeu, en fer-se de nit, el Campet es tranformarà en la medieval Almisrà on sentireu a Don Alfonso dir açò de “…enviar embajadores / es cosa puesta en razón / cuando se tienen los hombres / versados,…”; i a En Jaume enraonar amb estes paraules “redacteu aquesta nit / les clàusules del tractat.” Paraules de trellat, de diàleg i per la pau. Una bella lliçó des de la remota època medieval ací, a casa nostra.
Vicent Brotons Rico
Universitat d’Alacant

25 d’agost de 2009

EDUCACIÓ PLURILINGÜE 19 August 2009

Publicat per vicent a: General , afegeix un comentari

Després de la sentència sobre la no pertinència d’imposar obligatòriament l’ensenyament d’Educació per a la Ciutadania i els Drets Humans en anglès, dictada per Tribunal Superior de Justícia de la Comunitat Valenciana, que totes i tots acatem des del sentit democràtic més bàsic, ha arribat el moment de les interpretacions i les corresponents conclusions: els sindicats democràtic de l’ensenyament i bona part de la comunitat educativa, amb tot el pes de la raó moral, exigeixen la dimissió del conseller Font de Mora i un canvi de rumb de les polítiques educatives; altres —Com el mateix Font de Mora— Encaixen la derrota judicial aferrant-se al càrrec i legitimant-se pels resultats electorals, al mateix temps que plantege canvis perquè res canvie. fontde.jpgSuposarem, des d’una gens  innocent ingenuïtat, que el conseller d’Educació està convençut de veritat que no ha d’anar-se’n.

D’acord. Acceptem-ho des del pragmatisme inevitable. No obstant això, imagine que molts dels seus companys i companyes de Govern, càrrecs polítics d’Educació, càrrecs electes del PPCV i afiliats li hauran aconsellat que ha de modificar substancialment moltes polítiques i maneres de fer del seu àmbit de gestió. Jo crec —Tornem a la ingenuïtat optimista— que ell mateix ho sap. Que així siga. 

Qui açò escriu no és més que una persona preocupada per l’educació com a servei públic, de la mateixa manera que la majoria de ciutadans i ciutadanes tinguen les preferències polítiques que tinguen, que, a més, des del seu àmbit professional es dedica a estudiar, investigar, ensenyar i divulgar tota el que gira entorn de l’educació en contexts multilingües i amb el clar objectiu de formar futurs ciutadans i ciutadanes plurilingües. Ho faig com a professor de didàctica de la llengua a la Facultat d’Educació —en els estudis de Mestre i Psicopedagogia— i com a director de la Unitat per a l’Educació Multilingüe (UEM), ambdues de la Universitat d’Alacant. 

Des d’aquesta humil posició lligada al món del coneixement, però connectada directament amb la sensibilitat social, em permet suggerir-li al Sr. Font de Mora que tinga en compte les següents consideracions per a desenrotllar a mitjà i llarg termini una sòlida acció educativa a favor del plurilingüisme, si de veritat hi creu: 

1a. Consolide, reforce i amplie quantitativa i qualitativament els programes educatius bilingües que compten amb una tradició pedagògica de més de 20 anys i que s’han mostrat com els més òptims per a aconseguir un domini igualitari i integrador dels dues llengües oficials. Faça que els programes de “Ensenyament en Valencià” (PEV) i “Immersió” (PIL) passen de l’actual escàs 30% d’alumnat que els cursa exitosament a una xifra majoritària en el sistema educatiu en no més de set o vuit anys. És més que possible: compta amb professorat preparat, sensibilitat social, famílies receptives que saben dels seus avantatges cognitius, a nivell individual, com cohesionadors, socialment parlant. 

2a. Conforme una comissió d’experts, amb la participació de tots els estaments (pares i mares, mestres, universitaris, administració, assessors d’altres comunitats autònomes i països, etc.) per a dissenyar un model plurilingüe que, tenint en compte la trajectòria dels centres amb programa “Educatiu Bilingüe Enriquit” (PEBE) i altres experiències  valencianes, d’altres comunitats autònomes i de països del nostre entorn, faça possible, racional i eficient la introducció d’una tercera i quarta llengües (Anglès, Francès, Italià, Portuguès, Alemany…) en el nostre sistema educatiu amb nivells de consens i garanties formatives evidents. 

3a. Forme lingüísticament el professorat del sistema educatiu valencià amb programes molt més eficients, i millor dotats econòmicament, que l’actual Pla d’Actualització en Llengües Estrangeres (PALE). Exigisca, així mateix, que les universitats valencianes  formen adequadament els futurs docents d’Infantil, Primària i Secundària, lògicament injectant el corresponent finançament de manera generosa: mestres, professores i professors plurilingües per a un sistema educatiu plurilingüe. 

4a. Dote àmpliament les Escoles Oficials d’Idiomes perquè estenguen la seua oferta per tota la societat, comarques i estaments. Llengües estrangeres, com més millor, per a tota la ciutadania. 

5a. No s’afanye tant a ensenyar xinès mandarí, o qualsevol altra llengua massiva suposadament internacional. Concentre els seus esforços a potenciar que les minories nacionals que hui, gràcies als moviments migratoris, conviuen amb nosaltres construint la seua ciutadania i tenen llengües pròpies les conserven, les transmeten generacionalment i les aprenguen amb profunditat. El dia de demà, la nostra multiculturalitat, cohesionada per les dues llengües oficials —Valencià i castellà— Comptarà amb importants contingents humans que parlaran diverses llengües. Valencians i valencianes que ens connectaran més i millor amb la globalitat, no sols culturalment sinó també a nivell comercial. cabecera.jpgPodria

Podria estendre’m més. Podria ser més concret —Ai, l’espai!—, però crec sincerament que els cinc eixos que modestament li propose per a articular una política educativolingüística serien un bon punt de partida en aquest nou rumb que, esperem i desitgem, ha de prendre el Govern Valencià després de la clarificadora sentència. És una línia de consens, no ho dubte. Li dic el mateix que li deia el Sr. Díaz Rodríguez, Inspector d’Educació d’Alacant, “òbriga les portes i finestres de Campanar a un diàleg sincer amb els agents educatius, i possibilite la recuperació de la confiança entre l’Administració educativa i la societat valenciana a fi d’abordar de manera efectiva els greus problemes i les profundes deficiències del nostre  sistema educatiu.” Guanyarem tots i totes, és el joc del “guanya-guanya”. Val la pena. 

Vicent Brotons, director de la Unitat per a l’Educació Multilingüe de la Universitat d’Alacant

PUTA PALABRA, JAMÁS DEBISTE ESCAPAR DE LA NANA 1 August 2009

Publicat per vicent a: General , afegeix un comentari

inane.jpg

Presentación del libro Inane, de Isabel Navarro. Madrid. Universidad Complutense (2007) Bona nit, Buenas noches. Señoras, señores; amigos, amigas; autoridades, querida poeta…disculpad la grosería. No, no lo digo por tus versos, los versos de Isabel Navarro que acabo de leer, sino por no haber dado las buenas noches y la bienvenida a todas y todos los presente. El mundo de las rimas, la resonancias y otras truculencias del lenguaje es así, ¿y qué mejor manera que comenzar una velada literaria con la lectura de un impactante poema de la colección que vamos a presentar? Así que: Puta palabra,jamás debiste escapar de la nana. Y ahora abro un paréntesis, con el permiso de Isabel y del auditorio general. El recuerdo al POETA, con mayúsculas, me obliga felizmente a ello. 107 años ya que Paco Mollá está entre nosotros porque, como dijo el mismo, No existe muerte: morires ciertamente nacera la vida más sutil. Mi felicitación más sincera, pues, para la Fundación Poeta Francisco Mollá y para la institución municipal que la auspicia por darle continuidad a esta fiesta de palabras, versos y gestos que es la “Quincena Literaria Paco Mollá”: recordando el nacimiento del escritor y anticipando la primavera. Enhorabuena. Y ahora sí, hablemos de Inane y de Isabel; de Isabel y de Inane. Y empecemos por agradecer a la Fundación y a la propia Isabel Navarro el grato encargo de presentar aquí y ahora tan bello y sorprendente legajo de versos. Inane, la poesía como un trampantojo  “Un trampantojo es una ilusión engañosa. Parecer el que no se es. Me gusta la composición de la palabra –trampa+antojo—, es decir, engaño en el que caer y no poder liberarse propiciado por un deseo ardiente o un jucio precipitado. Esa quizás sea la clave que nos ofrece Isabel para descifrar su poesía: entenderla com un trampantojo.” 

isabel.jpg

 

Isabel Navarro Cerdán es una poeta de Petrer. Poeta o poetisa, mujer de versos con el lirismo a flor de piel en su mirar, en su escuchar, en su gesto, en su decir y en su forma de decir. Reside en Madrid, donde parece que pasan cosas muy importantes siempre, aunque a mi me da que la vacuidad lo llena todo en aquella ciudad tan carpetovetónica como cosmopolita, a dosis desiguales, según corran los tiempos. Me corrijo, la vacuidad no lo llena todo, no. Seguro que no afecta al mundo de Isabel, ni a los tres lugares que venero, ni a los siete amigo y amigas que quiero, y allí residen, ni a doce breves instantes de mi vulgar y prosaica vida acontecidos en aquellos pagos a mitad de camino entre Petrer y Lisboa. Sus visitas al pueblo son fugaces, cálidas y tiernas —ahora más cálidas y tiernas que nunca porque siempre le acompaña la pequeña Julia, su hija—. Viene al pueblo que la vio nacer para compartir afectos, sueños y recuerdos con los suyos: mi amiga Isabel madre; mi amigo Boni, el padre; su hermana pequeña; la tía Conchi; el yayo Bonifacio… Un buen día se marchó al hipermacrovillorrio mesetario, que a ratos ejerce de capital de España, y allí establecio su base de operaciones. Estudio periodismo y con eso se gana dignamente el sustento. Los lugareños la leemos con frecuencia allá donde publica (“Isabel escriu bé, sap el que es diu i, sobretot, sap dir-ho”). Digámoslo sin retóricas: Isabel és una buena periodista con inteligencia, oficio y pasión, en dosis perfectamente combinadas. Creo que todas y todos los presentes sabemos, y muchos sabíamos ya, que Isabel escribe bien y que además de ser una periodista con tanta profesionalidad como sensibilidad es una buena poeta. Porque periodista uno se hace y poeta se nace, aunque puede pasar que despues de nacer, vuelvas a renacer en el bello oficio de violentar o acariciar las palabras, según los dictados del corazón.  Algo así ha hecho  nuestra amiga, mi recordada alumna de Literatura en su último año de instituto, a principio de los años 90. Me explico: con su  poemario de juventud Las nanas que me cantó Atenea, ganó el premio de poesía local “Paco Mollá” de Petrer con diecinueve años. Obra publicada en el volumen colectivo Siete poetas de Petrer, de 1997.  Las nanas…nos mostró una semilla lírica que daba un brote tierno apuntando a vigoroso”, escribí hace unos meses en Festa-2008.  En aquel poemario de rabiosa juventud —agridulce aventura de l’acné y otras convulsiones del alma y el cuerpo— pudimos leer desde la emoción palabras tan bellas com éstas, absolutamente apropiadas para el hoy y el eterno retorno de Isabel a su pequeño país, que no es otro que el nuestro: Volver,poco a poco llegar.Escuchar cómo el tren tararea una canción que me aproxima.Volver,entrever las montañas,intuir los castillos, tierra de sol y pólvora,mar de luz blanca que me acoge y me cuida,pedazo de cielo que me acompaña.Volver,sentir que todo me abraza,saber que alguien me espera:las manos de mi madre,los ojos de mi hermana.Volver.  Despues de esa incursión poetica juvenil vino intensamente la vida madrileña, viajera, de estudio, lecturas, trabajos, noches, días, más noches…. Y vino tambien el aparente silencio de la poeta. Nada que objectar.  De muy joven se escalan montañas, se beben ingentes cantidades de alcohol, se canta aporreando la guitarra y los oidos del prójimo, se perpetran revoluciones, se persiguen todas las formas de lujuria, con más deseo que éxito, y se escriben versos. Despues ya no. Y no pasa nada. Ese podía ser el caso clínico de Isabel Navarro, pero no. Su firme y comprometida prosa periodística  se prolongaba sin solución de continuidad en el silencio de las cuartillas y el boli —no es cierto que “no hay mejor poema que una hoja en blanco”, aunque lo dijese la misma poeta—; participaban tambien de aquel complot del verso el tecleteo del ordenador, el pensamiento lírico, la noche creadora y el día estimulador… Todo haciendose patente en los escritos todavía desconocidos de una joven madurez sorprendente. Y así surgio, como de la nada —que estupidez más poco reflexiva acabo de apuntar— la poderosa colección de poemas que le han hecho ganar el más prestigioso premio universitario de poesía de España, el Blas de Otero de la Universidad Complutense de Madrid, donde sigue cursos de doctorado en filologia inglesa. El admirado Blas de Otero daba nombre al premio ganado por Isabel Navarro. Apuntemos una casualidad: yo descubrí este poeta de la mano de Boni, padre de la poeta. Ahora el poeta bilbaino del que se cumplen 40 años de su fallecimiento, sirve para nominar el reconocimiento de la obra de la hija. Obra que gloso en este entrañable acto.  Decía el propio Blas de Otero: EN EL PRINCIPIO

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.
Y algo así debio pensar Isabel cuando diez años despues crea desgarradoramente su colección de palabras: “me queda la palabra y os la diré tan desnuda que no tendreis más remedio que leerla”, parece que nos sugiere con descaro desde su obra. Isabel Navarro Cerdán ha escrito —nos ha escrito— Inane. Ochenta y seis poemas tan bellos como sorprendentes. Los hemos leidos instalados en un volumen de bella factura con unos collages sorprendentes de Enrique Krause y una breve e incitadora introducción solapada del profesor de literatura y también poeta Ángel Luis Luján, de la que me veo indefectiblemente abocado a leer en voz alta su adictivo final: “Lo corrosivo como alimento, la estética del veneno. Apto solo para hambientos de una oscura, desoladora verdad.”, nos dice a propósito de Inane.  Lo escribí hacé tiempo y lo proclamo en voz alta una vez más: “todo invita a la lectura, aunque he de confesar que yo, los poemas de Isabel, los leería con la misma dedicación y entusiasmo si estuvieran manuscritos en sucias cuartillas o editados con una cochambrosa multicopista de tinta y un par de grapas. No es el caso. Así que mejor que mejor.” Sigamos cediendo la palabra a otros que lo han leido y se han atrevido a poner en negro sobre blanco sus pensamientos sobre él. Alba González escribía a finales de junio del año pasado en el excelente blog “La tormenta en un vaso” (buscadlo así en Google) lo siguiente al referirse críticamente a Inane: “Inane es un decálogo del ansia, de la urgencia. Inane tiene diez partes que son como diez capas de cebolla: los poemas van perdiendo versos, van perdiendo letras pero ganan en médula, en concisión, en sabor. Inane es un espejo, es el escenario de este alter ego de la voz lírica, tan personal, tan novedosa, de Isabel.”

¿Y yo cómo lo diría? Así: es un libro difícil, críptico, muy, muy trabajado. Y, claro, para leerlo nos tenemos inevitablemente que desnudar de prejuicios y tópicos. Nada de buscar las claves interpretativas facilonas y así tener desvelado todo el poemario. Escrito desde una subjetividad inteligente, el poemario nos exige irremediablemente también una lectura subjetiva desacomplejada y los más inteligente que podamos, sin concesiones. Ese procedimiento de la minimización, es decir, esa perdida de versos y palabras, que explica su cibercrítica Alba González, me sugiere un par de cosas: expresar las mismas obsesiones con cada vez menos palabras o l’ausencia de escritura en un ejercicio de vaciado lírico absoluto.  Inane —“vano, fútil, inútil”— es el personaje que crea Isabel, por cierto, una sugerencia, observese como las letras vocales de InAnE coinciden con las de IsAbEl. Dejémoslo en coincidencia, pero téngalo en cuenta el perspicaz lector o lectora, algún lado oscuro le iluminará.  Pues bien, Inane es un poderoso personaje poético, un actante lírico, basado en una metamorfosis lingüística: hacer de un adjetivo masculino un nombre propio femenino que, inevitablemente, contendrá los atributos calificativos de la palabra matriz. ¿Se entiende, no?  Digamos que un ser vacio de toda clase de alimento, obsesionado con el alimento, alimentado a veces, insatisfecho y hambiento siempre. Buscando sustento para el cuerpo con gula irrefrenable, soñando tentempies, o tal vez migajas, para el alma. Descubramos quien és Inane: ¿un “alter ego” de la propia autora? ¿alguien concreto? ¿muchos “alguienes” que se han cruzado en la vida de Isabel? ¿un acertado recurso para liberar más y mejor el verso y el alma y los demonios y los fantasmas y…? Ese sentido poliédrico de Inane confiere un clima especial a todo el libro: Inane, la fea, perfuma sus muñecas con ajo frito.Inane, la diosa, irrumpe en la cornisay pregunta por las manzanas.Inane, la gula, ama las fresas y la compota.…   …   … Inane es fea, diosa, gula, ebria, ansia, ciega; ronca, famélica; tiene un especial sistema inmunológico; llora organza; recibe cartas; tiene por gemela a Grieta, ese espacio entre lúgubre y curiso; se sacia de luz azul; se pinta los labios; trepa, engulle; tiene rendijas y —¡ay!— como todos y todas tiene deseos lúbricos. Aunque la autora,  enigmática y pardaójicamente  no la  conoce… No conozco a Inaney en fotos me yace. Un aparentemente inofensivo “yace” que lo explica casi todo en su tremenda polisemia: el reflexivo “me” ante la idea de echada, de cuerpo presente o de existencia figurada. Pocos versos , pero muy conceptuales. Los mundos de Inane e Isabel  —diálogos, reproches, reflexiones, vivencias, convivencias, supervivencias, sensaciones, emociones— sirven para tejer el conjunto poético, del que, a modo d’iceberg, podemos insinuar algunas de sus manifestaciones. Es un poemario sensual, dirigido a los sentidos desde su aparente abstracción. Leamos, si no, la sorprendente descripción del proceso de elaboración de la paella:  Freir una cabeza de ajos y pimiento rojo.Apartar.El viejo gime la falta de sal y devora el aroma sin gula.Engañar a los caracoles y matar el conejo.Apartar.Alimentar con sarmiento el fuego vivo.El doble de agua que de arroz.Azafrán en la lengua y tierra en los ojos.Cúbrase con trapo o periódico hasta que el rescoldohinche los últimos granos.Apartar.                                                           Plañir. Una lacónica receta hiperrealista cerrada con un angustioso e inquietante “plañir”, ¿gemir, llorar? ¿por qué? ¿A qué? ¿para qué? ¿Por quién? Si se me permite la digresión, diré que este poema, aunque a años luz de distancia en cuanto a concepción y concepto, me evocó inevitablemente el “estellasiano”  “res no m’agrada tant”, escrito a propósito de los pimientos a la brasa, “pimentó torrat”, lo denomina el gran Vicent Andrés Estellés, “pebrera rostia”, diríamos nosotros: “m’agrada molt el pimentó torrat,mes no massa torrat, que el desgracia,sinó amb aquella carn mollar que téen llevar-li la crosta socarrada. l’expose dins el plat en tongades incitants,l’enrame d’oli cru amb un pessic de sali suque molt de pa, com fan els pobres,en oli, que té sal i ha prés una sabor de pimentó torrat. Després en un pessicdel dit gros i el dit ínex, amb un tros de pa,agafe un tros de pimentó, l’enlaire àvidament,ecuarísticament, me’l mire en l’aire.de vegades arribe a lèxtasi, a l’orgasme. cloc els ull i me’l fot.Y es que los elementos culinarios y alimenticios convertidos en material poético hacen que los caminos líricos de autores y lectores sean  inescrutables. Cerrada la imperdonable y suculenta digresión, continuamos viajando por los mundos de Inane.  El poema urbano de los sentidos que nos cita “El olor dulce de la bollería francesa”. Aquel “cerdo que se ahorca” en la despensa de la abuela que no es otra cosa que el “fuet indolente”. El “pan y pringue”. O esta otra original descripción de la paella: “Óvulos dorados,como pepitas de oro.Granos de arrozen la paella del domingo”. …no hacen más que contribuir a construir esa dicotomia de exceso/ausencia de alimento en sentido ámpliamente metafórico. En otros versos creemos descubrir influencias de las teorías psicoanalíticas con referencias a hijas, padres, madres, etapa oral, envidia de pene… Reflexiones sobre la imposible belleza —“Dices que te negaron la belleza”, ese poema introspectivo que todos y todas, en un momento u otro de nuestra vida nos tenemos que recitar desnudos ante un espejo. Las referencias paraliterarias y populares (“Contigo pan y cebolla”, la lorquiana “Soledad Montoya”)…  Soledad de mis pesares,
caballo que se desboca,
al fin encuentra la mar
y se lo tragan las olas.
No me recuerdes el mar,
que la pena negra, brota
en las sierras de aceituna
bajo el rumor de las hojas.
¡Soledad, qué pena tienes!
¡Qué pena tan lastimosa!
     Luego… Inane devoró las margaritas y una luciernaga moribunda.Acepto los presentes.Se creyo Soledad Montoya. Escribe Isabel, mostrando el dolor más profundo del alma de Inane, su “pena negra”. El viaje temático se hace interminable y calidoscópico. Por eso invito al lector o lectora a que viva su propia aventura. gos.jpgIndicaré algunos descubrimientos lingüisticoliterarios que más me han impactado: la imagen desoladora en “Como en la cafetería de un tanatorio”; el elegante símil de estos versos (“La utopía huyó de tu lado / como una biblioteca prestada”); la idea ilimitada de “ciudad que se extrarradia”, tan “Where the Streets Have No Name”,  de los U2: “Quiero resguardarme de la lluvia venenosa / donde las calles no tienen nombre”. El inquietante y duro “Cada día un poco más puto”; otro símil genial por vulgar, “la fe desgastada, como el bajo de los vaqueros”;  aliteraciones lúdicas (“Trizas, trazos, trenzas”); un eslogan publicitario elevado a categoría poética (“El mismo donut, ahora con menos calorías”). Como veis no interpreto, constato, incito, reto y llamo vehemente a la lectura. Es mi estrategia de modesto presentador crítico. Y hablando de críticos, los hay que más osados que yo, tambien más sabios, seguramente, se atreven con las interpetaciones. Por ejemplo, esta: Inane, tanto el personaje como el libro, puede ser Europa, envejecida a pesar de todo su maquillaje, por donde pasean los supervivientes y los muertos, enturbiando con su presencia los anuncios y los besos de los enamorados, los jardines y la luz de las velas”. Así se atreve  a decirlo, valiente y osado, el crítico madrileño Álvaro Muñoz Robledano. Sea com fuere, estamos ante la deconstrucción del caos personal desde la lectura del de Isabel o del de Inane. Un caos lírico tan paradójicamente puesto en orden que acaba conformando una obra poética inquietante, bella también, pero ¿decirlo así no es una redundancia?. “De hecho, los versos más inquietantes que he leído en mucho tiempo”, como escribí hace poco más de medio año. Y sigo citándome porque no sé expresarlo de mejor manera: “He sido víctima de una seducción lírica, lo confieso. Por ello quiero acabar con uno de esos poemas que me han hecho caer en la deseada trampa. Aclaración previa: una “pupila” es, o puede ser, una parte del ojo, una alumna, una huérfana, una puta. Y ahora 4 versos… “Se aceptan pupilascon fines médicos y proféticos.Se necesitan.Se pagan.” Gracias, Isabel, por habernos conmocionado con tu Inane. Y ahora, lectores y lectoras, atrévanse, pongan en juego su estabilidad emocional,  ¡puede saltar a pedazos!” Por cierto, la poeta Isabel Navarro ya se la jugó cuando hace algún tiempo se puso a escribir —cito textualmente el último verso del poemario— “Con desdén, en el espacio blanco del cuaderno”. Petrer, març de 2009Vicent Brotons Universitat d’Alacant