anar a nevagció

CRONICAS DESDE EL MUSEO CHILLIDA LEKU Septiembre 2010 30 September 2010

Publicat per dolores a: Suggeriments i recomanacions , 1 comentari fins ara

En relación al cuento de La doncella Manca os invito a compartir unas palabras y un dibujo de Chillida

Las manos de Chillida

“Yo había observado que tenía una facilidad grande para dibujar . Un día me di cuenta de que probablemente lo que me cerraba el camino para hacer las cosas con profundidad era precisamente la facilidad de mi mano, es decir , que mi mano no solamente no me ayudaba , si no que me entorpecía; tomé una decisión …decidí dibujar con la mano izquierda ….pasé una época difícil tenía la sensación de encontrarme en tierra de nadie , “entre el ya no y el todavía no “. Quería ir hacia delante y no podía ; intente volver hacia atrás pero no me salía porque ya me lo sabia …entonces escribí “Tengo las manos de ayer , me faltan las de mañana”…pase una época difícil en Paris tenía la sensación de estar actuando un poco condicionado por el ambiente y el medio. Tomé la decisión de volver a mi tierra con una idea “Voy a ir a ver crecer la hierba allí tranquilo” buscando la sensación de que las cosas fueran creciendo de modo natural ….Después he seguido toda la vida tratando de buscar el lugar desde donde hay que ver ; eso tan hermoso que dice Kierkegaard: “No se trata sino de buscar el lugar desde donde hay que ver”

 

ESCRITOS  Eduardo Chilllida

Clarice Lispector: fotografies i documents 29 September 2010

Publicat per rosa a: Suggeriments i recomanacions , afegeix un comentari

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/uUgY8j1FUfU" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

I una aproximació a Clarice Lispector al blog Laboratorio de Escritura

Hay que parar 8 September 2010

Publicat per muriel a: Suggeriments i recomanacions , afegeix un comentari

Un pequeño texto de Clarice Lispector que no tiene desperdicio, sacado de su libro “Aprendiendo a vivir” (ed. Siruela). Para ponernos a tono con el ritmo otoñal, recogernos un poco y, ¿quién sabe?, encontrarnos…

“Tengo nostalgia de mí. Ando poco recogida, atiendo demasiado al teléfono, escribo deprisa, vivo deprisa. ¿Dónde está yo? Necesito hacer un retiro espiritual y encontrarme por fin – por fin, pero qué miedo – en mí misma”.