El senyor Sala-i-Martín

27 10 2008

Xavier Sala-i-Martín és Catedràtic de Columbia University i Professor Visitant de la Universitat Pompeu Fabra a més a més porta unes americanes que no pretenen complementar els seus reconegudíssims estudis i teories. Deixem que parli ell:

“Uno de los grandes éxitos del recientemente fallecido presidente Reagan fue cambiar la concepción que teníamos del papel del estado en la economía. En los años setenta pocos cuestionaban que el gobierno era la solución a todos los problemas, que el gasto público debía ser cada días más grande y que los impuestos debían comerse una fracción creciente de nuestra renta. Todo eso cambió gracias a la revolución impulsada por él, revolución que acabó llamándose “Reaganomics”…Sí. Es cierto que los teóricos del liberalismo económico como Friedrich Hayek o Milton Friedman hacía años que decían que el estado no era la solución sino el problema y que la creatividad de millones de individuos intentando montar negocios con el objetivo de ganar dinero (sabiendo que, para conseguirlo, debían producir lo que los ciudadanos desean) era mucho más poderosa que la planificación de un pequeño grupo de burócratas iluminados.”

Pregunta entrevistador revista Capital:”¿Cree que Aznar hizo bien acercándose a EEUU?”
Resposta Sala i Martín: “En la vida, si quieres que las cosas vayan bien, tienes que estar con los que mandan. Y en el mundo manda Estados Unidos. El problema de Aznar es que no lo vendió bien. La mayor parte de los países europeos dieron su apoyo a la guerra. Decir que abandonamos Europa para irnos a Estados Unidos es mentira. “

“…Si a mí me pidieran consejo para desarrollar un país, no les diría que empezaran por la política. Es más importante la libertad económica y, digan lo que digan los globófobos, la apertura al exterior….”

“Una vez se comparan las urgencias y las necesidades, los costes y los beneficios, los pros y los contras, la lucha contra el cambio climático no es nuestra prioridad.”

Pregunta entrevistador. Usted defiende que la globalización beneficia a África.

Resposta del sr. Sala-i-Martin. ¿Sabe quién ha hecho más por África?

P. ¿Quién?

R. Coca-Cola.
The party is over

Pregunta entrevistador. Mucha gente atribuye la solidaridad a la izquierda.

Resposta sr. Sala-i-Martin. No sé qué es la izquierda.

“El último despropósito es la rebaja del límite de velocidad a 80 km/h alrededor de las grandes urbes para, según dicen, reducir las emisiones de dióxido de nitrógeno y, ¿cómo no?, de los gases invernadero que causan el cambio climático…Mientras Esperanza Aguirre apuesta por la competitividad y el progreso de verdad, nosotros seguimos persiguiendo los récords mundiales de lo absurdo: una vez conseguida la foto con más personas enseñando el trasero, nos da igual que nuestro govern hunda lentamente la economía siempre que se pueda decir que es el más el más progre, el más social, el más sostenible y que, con la conocida excepción de Corea del Norte, tiene el paquete más grande del mundo.”

“Otro estudio de Pietro Cipriani y Angelo Zago de la universidad de Verona llega a resultados distintos: tras comparar las notas obtenidas por centenares de jóvenes en exámenes escritos, donde el profesor no sabe la cara que tiene el estudiante, resulta que los guapos sacan mejores notas que los feos. Si esto es así, la gente atractiva cobra más, no sólo porque tiene más confianza sino porque, además es más lista y, por lo tanto, más productiva.”

La solución más justa es, a mi juicio, el retraso de la jubilación. Al fin y al cabo, cuando la seguridad social se generalizó durante la primera mitad del siglo XX, se esperaba que la gente cobrara pensiones durante 15 meses ya que la esperanza de vida era de menos de 65 años. En la actualidad la gente cobra durante 18 años ya que la esperanza de vida sobrepasa los 80.”

“Antes de que el establishment de la corrección política me condene a la pira purificadora, déjenme clarificar que no estoy sugiriendo que la gente no tenga derecho a reciclar. La gente tiene derecho a practicar los rituales que crean que mejor les acercan a sus dioses, sean éstos cristianos, musulmanes, paganos o medioambientales. Lo que es inaceptable es que alguna de estas religiones nos obligue a los infieles a participar en sus liturgias simplemente porque no creemos en ellas. Garantizar nuestra libertad manteniendo la separación entre estado e iglesia (y eso incluye a la iglesia medioambientalista) es mucho más importante para nuestro bienestar que la separación de la basura.”

“Y la realidad es que el estado nos cose a impuestos que limitan severamente nuestra libertad de elegir y nos tortura con su excesiva regulación y burocracia y que todos los ciudadanos que pueden intentan ser miembros de mutuas privadas, llevan a sus hijos a escuelas no públicas (y los que se lo pueden pagar u obtienen una beca de La Caixa, a universidades americanas), viajan por autopistas de peaje y ponen su dinero en planes de pensiones privados … por si las moscas</

En honor a la transparencia les diré que yo, que considero perjudiciales a todos los monopolios (los empresariales y los políticos) y que observo que los alcaldes que dimiten para beneficiar a sus sucesores con dinero del contribuyente curiosamente pertenecen todos al mismo partido (¿adivinan cual?) tengo una cosa muy clara: en estas elecciones municipales no votaré socialista.”

Tot això i molt més està publicat a la seva pàgina d’articles d’economia: http://www.columbia.edu/~xs23/catala/articles/articles.htm

“En el mundo académico se lo
considera la máxima autoridad
en crecimiento económico”
publicat el diari Perfil el 5 d’octubre de 2008.

Vostè sr. Sala-i-Martin dona cobertura intelectual, acadèmica i mediàtica al creixement econòmic, “al salvese quien pueda” i es possible que alguns dels seus alumnes (deuen ser guapos) s’han enbutxacat molts diners amb el lliure mercat que vostè tan defensa, vostè es un dels autors intelectuals d’aquest món globalitzat.

Aixequi la copa ben amunt sr. Sala-i-Martin